IFRS 16

Las IFRS 16 es la normativa que regula la contabilidad de los contratos de arrendamiento. Es aplicable a las compañías arrendatarias e introduce la novedad de que  todos los arrendamientos deben ser reportados en el balance (también los arrendamientos operativos, actualmente «off balance»). La fecha límite para su adopción es el 1/1/2019. Y en conclusión, abordar su cumplimiento impactará no sólo a la contabilidad, sino también al reporting financiero y los sistemas.

Con la IFRS 16 se cambia la «foto» del balance, la cuenta de pérdidas y ganancias y el estado de flujos de efectivo del arrendatario, modificando ratios fundamentales del negocio. Resulta crucial para las empresas apoyarse en una herramienta que automatice el proceso dando total cobertura de requerimientos, con flexibilidad, seguridad y que permita gestionar dinámicamente el reporting financiero.

Impacto en los sistemas

La adopción de las IFRS 16 además de afectar la contabilidad, impactará los sistemas fundamentalmente en cuanto a gestión, tratamiento de datos, cálculos y necesidades de reporting.  Se involucran otros procesos y existen elementos clave de complejidad que justifican la necesidad de implementar una herramienta para la automatización.

La Solución para las IFRS 16

Ofrecemos una solución pre-construida con cobertura total para los requisitos de las IFRS 16. En primer lugar aporta amplias posibilidades para realizar modelización, cálculos y generación de asientos a nivel analítico. Como resultado permite configurar fácilmente modelos de contratos y arrendamiento, así como definir reglas de generación de asientos contables aplicando modelos definidos a los inventarios de datos.  Además la solución constituye un repositorio de datos. Por consiguiente facilita la generación de asientos contables para cada arrendamiento, contrato o portfolio. Por último, podrá cubrir todas las necesidades de reporting obligatorio.

Ventajas

Cobertura total del proceso. Cubre el proceso de extremo a extremo.

Agilidad y rapidez en los cálculos, contabilización y reporting.

Adaptación e Integración total con los sistemas existentes.

Reducción de impacto en la implementación y los sistemas.

Alto rendimiento. Gestión de grandes volúmenes de datos con alto rendimiento.

Seguridad, trazabilidad, consistencia de datos y auditabilidad en todo el proceso.

ATRÁS