Papel de la tecnología para mejorar la auditoría y el conocimiento estratégico.

Papel de la tecnología para mejorar la eficiencia de la auditoría y el conocimiento estratégico.

Al reconocer el papel fundamental de la función de auditoría como evaluador imparcial de los procesos internos, los líderes empresariales buscan cada vez más que los equipos de auditoría proporcionen información exhaustiva sobre áreas intangibles como:

  • Clima y sostenibilidad
  • Diversidad, equidad e inclusión (DEI)
  • Gestión del capital humano
  • Ciberresiliencia

Para satisfacer las demandas de un panorama regulatorio dinámico, las organizaciones recurren a la auditoría interna para fomentar una cultura de cumplimiento.

Sin embargo, los líderes y directivos no sólo buscan datos de auditoría; buscan claridad y conocimientos que puedan ayudarles a tomar decisiones estratégicas. Para cumplir con estas crecientes expectativas, los equipos de auditoría deben adoptar la tecnología y transformar la forma en que trabajan. Al centralizar datos, estandarizar procesos, automatizar cuando sea posible y utilizar herramientas de análisis avanzados, los equipos de auditoría pueden proporcionar información en tiempo real y convertirse en asesores estratégicos de la junta directiva y de la alta dirección.

Tendencias clave que darán forma al futuro de la auditoría interna.

A medida que la auditoría interna continúa su viaje de transformación de una función de cumplimiento a una función de asesoramiento estratégico, varias tendencias clave están dando forma a su futuro. Estas tendencias revelan la evolución de las prioridades y expectativas puestas en los equipos de auditoría.

  1. Enfoque en expansión: El alcance de los equipos de auditoría se ha ampliado considerablemente. Por ejemplo, los principios ESG están ahora dentro del alcance de casi todos los equipos de auditoría, y se pronostica un aumento del 50% en la atención al clima y la sostenibilidad. La ciberseguridad, otra área crítica, ha sido reconocida por el 96% de los líderes de auditoría como una máxima prioridad.
  2. Velocidad y agilidad: En el acelerado entorno empresarial actual, la velocidad y la agilidad son esenciales para el éxito. Los equipos de auditoría deben mantenerse al día con el ritmo del cambio, proporcionando visibilidad bajo demanda e información en tiempo real para respaldar la toma de decisiones informada. Más del 90% de las empresas aspiran a lograr un cumplimiento continuo en los próximos años, lo que subraya la necesidad de que la auditoría se adapte a este nuevo paradigma.
  3. Hacer más con menos: Sin embargo, a pesar de estas mayores expectativas, los equipos de auditoría a menudo enfrentan desafíos de recursos. La incertidumbre económica ha llevado a medidas de reducción de costes dentro de las empresas, lo que significa que los equipos de auditoría deben encontrar formas de mejorar sus capacidades de presentación de informes sin un aumento significativo de sus presupuestos.
  4. Pasar de reactivo a proactivo: Para satisfacer las expectativas de las partes interesadas, los equipos de auditoría deben pasar de una presentación de informes reactivos a un enfoque proactivo y prescriptivo. Esta transformación requiere el uso de tecnología para modernizar los procesos de auditoría y proporcionar información inmediata que permita tomar decisiones comerciales seguras.

Construir una función de auditoría moderna a través de la tecnología.

Adoptar la tecnología es esencial para que los equipos de auditoría se adapten eficazmente a un entorno cambiante y mejoren su función de asesoramiento estratégico. Una función de auditoría dotada de tecnología puede mejorar significativamente las capacidades a pesar de las limitaciones de recursos, generando así un mayor valor organizacional. Centralizar los datos de auditoría en una única plataforma mejora la visibilidad y agiliza los procesos, facilitando una mejor gestión de los programas de auditoría y la integración de análisis.

La estandarización de los procesos, especialmente para intangibles como ESG y la sostenibilidad, es crucial. Al alinearse con los estándares emergentes y cuantificar consistentemente estas métricas, los equipos de auditoría pueden garantizar informes confiables y permitir una automatización eficiente. Además, las plataformas de auditoría modernas aprovechan la inteligencia artificial (AI) y el aprendizaje automático (Machine Learning) para proporcionar plantillas estandarizadas y flujos de trabajo automatizados, que mejoran la flexibilidad y la eficiencia.

Lograr un monitoreo continuo: el futuro de la auditoría.

El futuro de la auditoría es el monitoreo continuo, alejándose de los ejercicios de cumplimiento anuales o bianuales. Este nuevo estándar exige información bajo demanda sobre el progreso de iniciativas clave, conocimientos enfocados para ajustes estratégicos y validación basada en datos de estrategias esenciales.

Para lograr esto, los equipos de auditoría deben proporcionar la claridad que permita tomar decisiones de negocio con confianza. La tecnología adecuada puede ayudar a crear un efecto sinérgico que amplifique el impacto de la auditoría. La visibilidad centralizada, la evaluación comparativa estandarizada y automatizada y los análisis procesables permiten a los líderes de auditoría fomentar una asociación estratégica con el liderazgo empresarial, caracterizada por la confianza y la influencia.

Los equipos de auditoría se encuentran en una posición única para brindar un apoyo crítico. Al integrar la tecnología y adoptar una mentalidad estratégica, la auditoría puede ir más allá de una función de cumplimiento para convertirse en un asesor confiable que ofrece conocimientos clave para el éxito empresarial.

Leer post original

Noticias más recientes